Tradicionalmente se ha considerado el precio de un producto o simplemente el costo.